Editorial

Un sendero (muy) sinuoso para instalar confianza
Editorial

Un sendero (muy) sinuoso para instalar confianza

El sendero económico trazado a principios de la actual gestión muestra demasiados meandros que reducen el ritmo de recuperación de la confianza que se anticipaba para el segundo semestre, el momento del esperado “rebote en V”. Por un lado, el equilibrio fiscal logrado hasta mayo se mantendrá según los primeros indicios disponibles hasta mitad del año -por lo menos- como el pilar del programa a partir de la muy buena recaudación de ganancias y el firme recorte del gasto de caja, si es necesario pisando más algunas partidas. Más allá de junio, sin embargo, el horizonte fiscal comienza a nublarse a partir del deterioro que sufrirán algunos instrumentos del kit inicial, por el agotamiento de la estrategia de licuación (hay menos inflación y todo pasa a indexarse o sobre-indexarse) y el pas...
Salarios, costos y productividad
Editorial

Salarios, costos y productividad

Tomad un círculo, acariciadlo y se volverá vicioso Eugene Ionesco Tras el salto cambiario y ajuste de precios que estaban “pisados” hasta noviembre, la inflación se disparó en diciembre y ahora sorprende con un brusco frenazo a partir del segundo trimestre. Al 25% de diciembre le siguió una marca de 11% en marzo y, probablemente, de 6% (o menos) en mayo, con la expectativa de que los meses subsiguientes marquen un nuevo, aunque paulatino, descenso en la tasa de inflación. Los factores de ese descenso incluyen una notoria dureza fiscal y monetaria, el uso del ancla cambiaria, la persistencia de elementos de represión financiera (cepos) que desploman la brecha cambiaria, la decisión de postergar ajustes tarifarios desde mayo y la expectativa prevaleciente de que este escenario descend...
¿Recuperación cíclica o volver a crecer?
Editorial

¿Recuperación cíclica o volver a crecer?

El bajo crecimiento económico de la Argentina en los últimos 80 años no está exento de periodos de fuerte expansión, pero, salvo excepciones, esos periodos fueron seguidos de “frenazos” bruscos, dejando un panorama de alzas y bajas sucesivas que no aportan mucho en términos netos. Las excepciones están asociadas a periodos de bonanza externa o cambio estructural doméstico que dura unos pocos años, hasta que revierte. En suma, el crecimiento económico de largo plazo, y en particular en los últimos 50 de los 80 años antes mencionados, tiene mucho de “ruido blanco”, es decir simple ruido sin tendencia apreciable. O sea, en términos de producto por habitante, el país se mueve mucho pero no va para ningún lado; el PBI por habitante de 2024 está apenas en los niveles que ya tenía en 2005, mient...
El miedo a la libertad
Editorial

El miedo a la libertad

El mundo atravesó muy diversas experiencias de liberalización económica y política, y para recordar solo dos ejemplos emblemáticos tenemos la exitosa transformación de la Alemania de posguerra en la región ocupada por los aliados a una sociedad libre –la “economía social de mercado¨ de Adenauer, Erhard y Müller Armack- y la fracasada transformación de la Unión Soviética en una sociedad transparente y profundamente restructurada prevista por Gorbachov con la glasnost y la perestroika, pero que no pudo concretar Boris Yeltsin, quien acabó por ceder el poder en 1999 a la KGB de Vladimir Putin. En vista de las formidables reformas que deben encararse en la Argentina, una sociedad cerrada a la competencia y abierta a recibir todo tipo de experiencias con un elevado componente autocrático –d...
A bumpy road
Editorial

A bumpy road

Dos meses atrás nos preguntábamos en este editorial, tras la primera ronda de elecciones generales, hacia dónde iría la Argentina (Quo Vadis Argentina?). Las alternativas no eran buenas, pues se trataba de seguir por el mismo rumbo y naufragar, o de emprender algún sendero desconocido, plagado de riesgos, al mando de un equipo en formación y quizás inexperto, pero con perspectivas de llegar a mejores playas. Hoy sabemos que estamos embarcando una nave que elige transitar un rumbo que no aparece marcado en nuestras cartas náuticas y que, por lo tanto, no está exento de eventos inesperados y tormentosos, no siempre fáciles de prevenir. El capitán del barco nos advierte que nuestro rumbo será cualquier cosa menos suave, con perspectivas de fuertes tormentas y casi siempre lleno de baches. ...
Un fuerte cambio de régimen para la economía y la sociedad
Editorial

Un fuerte cambio de régimen para la economía y la sociedad

Hace 8 años atrás, este editorial de Indicadores de Coyuntura se titulaba “Cambio de rumbo” y estaba a la espera de un nuevo gobierno que ponía fin a 12 años de fuerte intervencionismo económico. El enfoque cauteloso que prevalecía en ese momento se resumía del siguiente modo en el párrafo inicial. “Más allá de cuáles sean las medidas específicas que se adopten a partir del 10 de diciembre, resulta claro que desde ese día habrá en la Argentina un cambio notorio en el modo de hacer política, respecto de lo ocurrido en los últimos 12 años. Ese cambio puede o no satisfacer las aspiraciones de los argentinos en materia de políticas específicas, pero no parece haber dudas de que, en cualquier caso, se volverán a instalar métodos republicanos y transparentes en el manejo de la cosa pública.&...
Quo Vadis Argentina
Editorial

Quo Vadis Argentina

Tras la primera vuelta electoral surge un escenario en el que resulta más fácil proyectar el muy corto plazo que el mediano plazo, con mucha más incertidumbre que la habitual en cuanto a lo que el futuro puede deparar. El muy largo plazo –digamos la Argentina en 50 o 100 años- es otra historia, pues siempre la Argentina será el país de las oportunidades dada su configuración de recursos, pero ese muy largo plazo parece hoy una cuarta dimensión en un futuro distópico: una habitación de nuestra casa a la que no podemos entrar (recuerdo de Interstellar, la película de ciencia ficción de Christopher Nolan). El corto plazo es verdaderamente muy corto, digamos las no reglas de la discrecionalidad 30 a 40 días, en el que las reglas –o, si se quiere, las no-reglas que caracterizan a la actual ...
El ministro-presidente incendiario
Editorial

El ministro-presidente incendiario

Demasiado enfocados en el corto plazo, se nos escapa el hecho de que estamos inmersos en una de las tantas “décadas perdidas” desde fines de los años ‘30 a la fecha inducidas por el populismo argentino, mezcla vernácula de añejos populismos del sur de Europa, del caudillismo –muchas veces de origen militar- latinoamericano y de nuestros propios caudillejos provinciales. Los historiadores tienen terreno fértil para analizar, y quizás estamos en el tercer gran ciclo de decadencia de más de una década de duración iniciado cerca de 2002, precedido por los ciclos iniciados a mediados de los años 40 y a comienzos de los ’70. El resultado en términos de bajo crecimiento, informalidad, inflación y pobreza es solo un aspecto del deterioro, que tiene otras dimensiones que marcan el descenso a los i...
La economía del cepo se queda sin instrumentos
Editorial

La economía del cepo se queda sin instrumentos

Buena parte de la discusión económica en la Argentina transcurre polemizando acerca de eventuales medidas para aplicar desde fin de año, todas en general definidas con alguna imprecisión ya que nadie está dispuesto a develar detalles que, particularmente en cuestiones monetarias, cambiarias y fiscales, de ser conocidos podrían generar comportamientos y/o arbitrajes que debiliten la potencia del instrumento. Deberíamos probablemente dedicar mucho más tiempo al análisis de las políticas e instrumentos que se están aplicando en este momento de transición, y lo que hemos observado en los últimos años (no solo en la gestión de Massa, sino en los últimos 8 años, o mejor en los últimos 80 años) para aprender al menos de aquello que no da buenos resultados y también evaluar lo que alguna vez func...
Inconsistencia temporal y política económica
Editorial

Inconsistencia temporal y política económica

La gestión económica de la administración de AF-CFK, desde sus inicios, se caracterizó por vaivenes (zigzags), en parte asociados a shocks inesperados, pero que en una mirada profesional revelan una insoportable inconsistencia. A la larga, la sucesión de medidas aisladas que chocaban mutuamente no podía dar lugar –salvo que se diera una constelación compensatoria de shocks positivos- nada diferente de un equilibrio de mala calidad. Es así que, al cabo de casi cuatro años, hemos logrado aterrizar en un “equilibrio” bajo que, además, es altamente inestable y puede llevarnos a nuevos equilibrios aún más bajos, o quizás a un mejor nivel en caso de cambiar la “caja de herramientas”. La suerte (una buena cosecha) parece jugar de aquí en más un papel importante, pero no suficiente como para enca...